El Santiago Futsal iba a Sevilla a jugar contra el Real Betis Futsal. Santi Valladares avisó antes de iniciar el viaje: "vamos con el objetivo de los tres puntos”.


Los locales venían de golear a Dimurol S. Tenerife y de colocarse como líderes en la clasificación de la segunda división de la LNFS.
Llegó el día y por momentos el Pabellón de Martín pareció Santa Isabel.

Los más de 100 desplazados de la Peña Santi y de las Escuelas Deportivas Algar no pararon de animar en ningún momento, lo que hizo que los santiagueses jugaran casi como en casa.


Durante la primera parte Cidao mantuvo la portería a cero hasta que un gran zapatazo de Everton en jugada de estrategia consiguió deshacer el empate en el minuto 15. En la otra portería, un gran Álex Pérez seguía haciendo su trabajo de forma impecable hasta el descanso.


Con el inicio de la segunda parte, los locales asediaron la portería del Santiago Futsal a través de Borja  Blanco  y Rubén Cornejo, incluso con un disparo a la madera. Los celestes mantuvieron la compostura y Evertón volvió a poner distancia en el marcador en el minuto 27.


Pasaban los minutos y el Real Betis Futsal decidió sacar a su quinto hombre. Los verdiblancos se acercaban y el tiempo corría en su contra. En el minuto 38, Burrito remata un pase de Victor Arévalo y acerca un poco más a los locales, aunque no quedaba mucho tiempo para más. La estupenda defensa planteada por el Santiago Futsal hizo mermar las ocasiones rivales hasta que sonó la bocina.